Tu Hogar a un CLIC
f

¿Cómo crear un espacio de estudio en tu apartamento universitario?

  /  Decoración   /  ¿Cómo crear un espacio de estudio en tu apartamento universitario?

Estar en la universidad puede ser un desafío enorme con el que muchos nos podemos sentir identificados. Es por eso que crear un espacio de estudio en tu casa, habitación o apartamento, puede ser una gran idea.

Tu hogar puede ser el mejor lugar para que tus estudios sean mucho más productivos, lo único que se necesitas es un poco de organización y creatividad.

El espacio real

Si tienes la suerte y posees espacios sin usar en tu apartamento, como un pequeño rincón o armario, es bueno que consideres organizar esa área como tu zona de estudio tranquila.

Trata de no usar tu habitación como un espacio de estudio puesto que puedes tener demasiadas distracciones. Tampoco uses tu cama para estudiar, esto puede limitar tu productividad y puede ser demasiado fácil quedarse dormido.

Si la única opción para estudiar es tu habitación, designa un área específica dentro de la misma. Mueve los muebles como mejor te parezca. Si tienes un escritorio, acércalo a una ventana, esta te proporcionará luz natural durante el día, además de darte una vista al exterior.

Despeja el desorden y elimina las distracciones

Deshazte de cualquier elemento que pueda ser una distracción física, incluidos libros, revistas, productos electrónicos (tabletas), videojuegos y el correo.

Organiza lo que de verdad sea esencial para ti, de modo que sea fácil ubicar los elementos que necesitas mientras estudias, como sus auriculares, libros de texto, marcadores y cuadernos.

Pon en orden y organiza tu espacio. Si no puedes limpiar tu lugar de estudio constantemente, mantén una caja de desorden cercana a ti y coloque los artículos allí en lugar de dejar que se acumulen en su escritorio. Sólo recuerda elegir un día y guardar (o tirar) las cosas que están en esa caja.

Considere tener un escritorio de pie

Algunos dicen que la opción de estar de pie ha sido un cambio en las reglas de juego para ellos, en términos de trabajo y productividad. Si no puedes permitirte un escritorio de pie, puedes crear uno agregando una mesa más pequeña en la parte superior de tu escritorio.

También puedes montar un pequeño estante en la pared y ajustarlo a tu altura estando de pie. Utiliza una alfombra o tapete de yoga para pararte y ayudar a aliviar la presión de su espalda.

En Pinterest y Youtube puedes encontrar muchas ideas económicas sobre cómo construir tu propio escritorio de pie.

Mejora la iluminación

Si estás estudiando con poca luz o con un foco demasiado brillante que te hace sentir como si estuvieras siendo interrogado, debes mejorar la iluminación de tu habitación. Asegúrate de que haya suficiente iluminación, incluso para que no tengas que forzar la vista mientras estudias. La luz natural siempre es la mejor, pero si estudias durante las noches, necesitarás una buena iluminación interior.

Elegir la temperatura de color adecuada para la iluminación es importante y, según los expertos, “puede seleccionar una bombilla LED con una temperatura de color blanco más brillante que oscile entre 3.000 K y 4.500 K, lo equivalente a la luz natural del día. Este rango es el ideal para estudiar ya que proporciona una iluminación óptima que no fatiga los ojos. «

Consejos de productividad para maximizar tu tiempo de estudio

Una vez que tu área de estudio se encuentre organizada, limpiada e iluminada de manera eficiente, pruebe los siguientes consejos de productividad para aprovechar al máximo tu tiempo:

  • Use el Método Pomodoro (estudio cronometrado): Usa alguna aplicación gratuita para cronometrar su estudio. Esto significa que durante este bloque de tiempo, sólo te enfocarás en la tarea en cuestión. Averigua qué sincronización funciona mejor para ti. Muchos utilizan un período de tiempo de 25 minutos para realizar el trabajo, seguido de un descanso de 5 o 10 minutos.
  • Desconéctate: ​​Coloca tu teléfono en modo avión y elimina todas las notificaciones de tu computadora portátil para que puedas concentrarte.

Un espacio de estudio apoya tus hábitos.

No importa cuán limpio o bonito sea tu espacio de estudio, la parte más difícil es llegar a estudiar. El truco es establecer el espacio para motivarte y minimizar las distracciones. Saca a relucir tus mejores hábitos de estudio, ya sea crear un escritorio de pie o mover algunos muebles.

Prepárate para el éxito y continúa creando el mejor espacio de estudio.