Tu Hogar a un CLIC
f

Guía para reducir la humedad en su hogar

  /  Consejos   /  Guía para reducir la humedad en su hogar
Reducir humedad en el hogar

La humedad es un problema que debe atacar a tiempo. Dejar que crezca comprometería su salud y podría ser el ambiente ideal para que aparezca el moho, los ácaros y otras bacterias; lo que puede ocasionar que los habitantes del inmueble desarrollen alergias y otras enfermedades respiratorias.

Eliminar la humedad de una casa podría costar mucho dinero. Como arrendador, debe constatar que el moho se ha generado por condiciones propias de la edad de su casa o de su construcción; o si, por el contrario, por un mal uso de su arrendatario.

Ubique los focos de humedad

Por lo general, una tubería rota podría generar el inconveniente. El escape de agua mancha paredes y mobiliario, por lo que el origen de la humedad podría estar cerca.

Ventilación

Mantenga una adecuada ventilación de su casa, dándole más importancia a las áreas donde hay humedad.

Si hay partes en las que no hay modo de que llegue aire fresco, use ventiladores. Si no soluciona el problema apenas lo identifica, la filtración se agravará con el tiempo y arreglarla saldrá más costoso.

Sal

Los consejos de la abuela siempre ha dado buenos resultados, así que probarlos siempre ayuda. Tenga a mano un recibiente plano y un kilo de sal marina, póngala lo más cerca posible de la mancha y déjela uno o dos días para que absorba la humedad.

Instale un deshumidificador

Este electrodoméstico sirve para absorber y drenar el exceso de humedad de alguna parte específica de su casa. Puede ubicarlo en el baño o en la cocina; áreas donde se concentra mayor cantidad de humedad, cuando no esté cocinando o usándolo.

Extractores de aire

Debería estudiar la posibilidad de instalar un extractor de aire en su tocador. Debe saber que cuando toma un baño, un buen porcentaje del agua que usa pasa al ambiente en forma de vapor y las paredes son las más afectadas. Igualmente, puede colocar uno en su cocina y encenderlo mientras prepara sus alimentos, pues ocurre lo mismo cuando hierbe agua, hace guisos, pastas, arroces y cualquier otra comida.

Cuide sus armarios

El closet y otros estantes pueden ser un foco de esta molestia, por estar pegados a la pared y encerrados, con escasa luz y poca ventilación.

Secado de ropa

La ropa es muy susceptible a tener malos olores y manchas de moho cuando hay humedad dentro del lugar donde la guarda, pero puede hacer algo al respecto: coloque saquitos absorbentes, bien sean caseros o comerciales, ya que tienen un alto grado de penetración de humedad. Considere secar su ropa en el exterior de su hogar. Recuerde que el agua se convierte en vapor, que es absorbido por las paredes; por muy exagerado que pueda parecer, pequeñas acciones contribuyen al problema. Si la vivienda no cuenta con una terraza o un espacio exterior adecuado para tender las telas mojadas, entonces hágalo en una habitación lo más ventilada posible.