Tu Hogar a un CLIC
f

Cuide su vivienda de inundaciones por tuberías dañadas

  /  Consejos   /  Consejos para Vivir en un Apartamento o Casa   /  Cuide su vivienda de inundaciones por tuberías dañadas
Cuida su vivienda de inundanciones

Una tubería rota deja fugas de agua y en el bolsillo. Las tuberías y los desagües pueden dejar escapar el vital líquido y si el problema no se frena a tiempo, podría inundar su apartamento o casa y ocasionando molestias incalculables.

La solución debe llegar antes de ver inundadas sus alfombras, los pisos de madera y otros objetos al ras del suelo, o también la pintura de las paredes arruinada. Con ciertas precauciones logrará evitar este accidente doméstico, uno de los más comunes en las residencias.

Causas

Varios son los motivos que originan estas fugas. Conózcalos para que no ocurran en su hogar y dañen sus objetos:

  • Deficiente calidad de las instalaciones. Durante el proceso de construcción e instalación de las cañerías, a veces se emplean equipos y productos de pésima o mediana calidad para abaratar costos. Con la consecuente rotura de los tubos.
  • Falta de mantenimiento de las tuberías. Cualquiera que sea su calidad, las conexiones de tuberías necesitan mantenimiento para prevenir su deterioro. 

Hacerles revisión periódicamente para saber el estado en que se encuentran y prevenir situaciones embarazosas a tiempo es algo que debe quedar estipulado en el contrato de arrendamiento.

  • Fuertes presiones del agua pueden dañar las tuberías y provocar roturas. Debe prestar especial atención en épocas de lluvia o cuando las bombas de agua dejan de funcionar hay que suspender el servicio, pues cuando se vuelve a contar con este elemento llega con gran fuerza y puede causar molestias.
  • Botar desperdicios por el friegaplatos. Es el motivo habitual de desagües rotos en los hogares. Con el tiempo, esos restos de comida, aceite y grasas que tira por el fregadero van acumulando humedades o generando filtraciones de otro tipo y las consecuencias finalmente son las averías. 

¿Cómo prevenir el problema?

Lo ideal es llamar a un operario especializado para enfrentar la situación, pero a partir de ahora y con mucho cuidado usted puede prevenir la inundación del inmueble por la rotura de un caño.

  1. Observe con atención el contador del agua para comprobar si la tubería presenta algún problema. Si la rueda del contador se mueve puede ser indicador de una anomalía. 
  2. Asegúrese de que los grifos queden bien cerrados. Si es así y sigue saliendo agua, hay que llamar al operario.
  3. Un remedio efectivo para destapar el desagüe es verter una mezcla de media taza de levadura química y vinagre blanco. Su efecto será inmediato.
  4. Si cree que la tubería tiene restos de grasa solidificada, puede verter una olla de agua caliente para que la derrita y siga su camino.

¿Quién debe pagar la reparación?

Por lo general, es el arrendador quien debe acarrear con los gastos de un accidente de este tipo. El seguro del inmueble cubre incendio, fugas de agua y otro tipo de problemas.

Pero si después de hacer una inspección resulta que hay negligencia o desgaste de las tuberías por el uso, deberá ser el arrendatario quien asuma el pago. Esta visita debe estar acompañada por un experto en la materia y su pago será un acuerdo entre las partes.

Todo va a depender del tiempo que lleve el inquilino en el inmueble. Si tiene poco tiempo de mudado, es cuestionable su responsabilidad.