Tu Hogar a un CLIC
f

Ser demasiado joven puede ser una debilidad al arrendar un apartamento

Inicio » Blog » Noticias y Tendencias » Ser demasiado joven puede ser una debilidad al arrendar un apartamento
millennials-arriendan

Los Millenials recientemente superaron a los Baby Boomer como el grupo que más realiza transacciones de arriendo, lo que quiere decir que personas entre 22 y 37 años finalmente se están mudando de la casa de sus padres y arrendado por primera vez.

Los Millenials cometen muchos errores de principiantes cuando buscan un apartamento porque no conocen los aspectos relevantes a considerar al momento de arrendar.

Estos son algunos errores que se pueden evitar para que la experiencia de arriendo sea satisfactoria:

Solo buscar de manera on-line

Según estadísticas de cada 5 arrendadores, 4 usan internet para buscar vivienda en arriendo son Millenials. Esto se debe a que la tecnología ha cambiado la experiencia de arriendo e incluso los agentes pasan menos tiempo en el escritorio y más cerrando tratos en sus teléfonos.

Sin embargo, se pueden perder oportunidades que están fuera de la virtualidad, como por ejemplo consultar a conocidos, familiares y amigos, publicar en las redes sociales o estados de WhatsApp, o incluso salir a dar un paseo y ver afiches y carteles de «se arrienda» puede ayudar e incluso prevenir ciertos riesgos que vienen de la mano con el arriendo en línea.

Desconocer las temporadas de arriendo

Cada ciudad tiene sus temporadas en las que los precios de los arriendos suben o bajan, si es una ciudad estudiantil, probablemente al inicio de clases sea más difícil conseguir un buen trato.

Mientras que si es una ciudad turística los meses de temporada baja serán los mejores para conseguir apartamentos a buen precio y en los mejores lugares. Para ello hay que dedicarse a conocer cómo se mueve la ciudad donde se vive y establecer estas temporadas.

No saber el momento ideal para buscar apartamento

Muchos jóvenes empiezan a buscar apartamento 3 meses o dos semanas antes de mudarse, lo que es demasiado lejos o pronto para hacerlo.

El mejor momento de tomar una decisión es días antes de la fecha esperada de mudanza, da tiempo para conocer los detalles del lugar, arrendador y la zona además de gestionar toda la logística del traslado.

Dejar de lado sus necesidades actuales

La flexibilidad es fundamental cuando se trata de buscar vivienda, pero se deben establecer límites o parámetros que son necesarios para la persona que está arrendando.

Por ejemplo, la persona puede tolerar mascotas o definitivamente no puede convivir con ello, la conexión de gas debe ser integrada o se puede usar un tanque de gas, es suficiente con un vigilante en la puerta del edificio o se requiere de más seguridad.

Para saber cuáles son los estándares es necesario conocer las necesidades actuales del estilo de vida de la persona que arrienda. Las personas jóvenes se dejan deslumbrar por una primera impresión o la sensación de independencia y se olvidan de los detalles del diario vivir.

No contar con un fiador

Es usual que, al ser joven y primera vez al rentar una vivienda el arrendador exije un fiador que garantice el pago del arriendo si la persona falla con el compromiso.

Esta persona debe tener un historial crediticio, un buen desempeño y cierta seguridad financiera y laboral, suele ser de mayor edad y contar con propiedades, negocios o al menos un trabajo estable.

Todo esto mientras los Millenials construyen su propia vida crediticia y puedan tener otros bienes con los que asegurar el pago de su arriendo.