Tu Hogar a un CLIC
f

Razones para vivir en La Calera

Inicio » Blog » Lugares » Lugares para Vivir » Razones para vivir en La Calera
vivir-en-la-calera

Tomar la decisión de comprar o arrendar una vivienda es una de las elecciones más trascendentales que hacemos. Es una oportunidad para evaluar detenidamente lo que realmente valoramos y necesitamos, ponderando una variedad de aspectos para hallar el lugar ideal. Elegir un proyecto residencial en La Calera podría ser la decisión perfecta, ya que este municipio brinda una amplia gama de opciones que satisfacen distintos gustos y requerimientos. A continuación, exploraremos las ventajas de establecerse en La Calera.

¿Cómo es vivir en La Calera?

Vivir en La Calera significa disfrutar de la proximidad a Bogotá con acceso a múltiples servicios, mientras se disfruta de una excelente calidad de vida, pues este municipio se caracteriza por sus amplias zonas verdes, una variada oferta cultural y gastronómica, un ambiente más tranquilo y espacios generosos para el esparcimiento con familiares y amigos.

La Calera cuenta con diferentes centros comerciales como el Centro Comercial La Calera, Centro Comercial el Paraíso o Centro Comercial Calera Gardens, estos sitios se han convertido en lugares para salir de compras, almorzar o divertirse.

Asimismo, los residentes y visitantes de La Calera pueden disfrutar de diferentes sitios turísticos para recorrer en un fin de semana, como la Casa Municipal, el Parque Nacional Natural Chingaza o el Cerro La Calera, punto de encuentro de ciclistas profesionales y aficionados quienes se reúnen luego de realizar sus recorridos ciclísticos. 

Además, existen diferentes lugares cercanos para ir a conocer y visitar, como: Sopó, Guatavita, Chía, Tocancipá, Sesquilé, Zipaquirá, Cota y Cajicá, entre otros, que hacen parte de los municipios por los que está compuesto el departamento de Cundinamarca, y que han ido tomando relevancia, importancia y crecimiento.

Existen proyectos de vivienda en La Calera que resultan interesantes para muchas personas que toman la decisión de vivir e invertir en cercanías a Bogotá, siendo un lugar apetecido, por si trabaja o tiene hijos que estudian en Bogotá, podrán desplazarse muy fácil y sin mayores complicaciones al lugar de destino.

Naturaleza y comodidad

Hoy en día, los altos niveles de estrés causados por la congestión de las grandes ciudades como Bogotá, ha despertado el interés de buscar zonas más tranquilas hacia la periferia de la ciudad con el objetivo de habitar lugares con mayor comodidad y tranquilidad en su entorno, y tener un apartamento en La Calera cumple con estas expectativas.

Una de las principales razones para comprar casa en La Calera es su paisajismo, pues este municipio se distingue por sus hermosas montañas y bosques naturales, lo cual se traduce en aire más puro, haciéndolo un lugar ideal para aquellos que buscan donde practicar actividades al aire libre como senderismo o ciclismo. 

Tradiciones en La Calera

Vivir en La Calera implica sumergirse en cultura, pues en este municipio se celebran distintos festivales culturales como la Fiesta del Campesino, donde se llevan a cabo diferentes muestras gastronómicas y el Festival de la Luna Azul, donde se buscan resaltar las costumbres ancestrales.

Además, los fines de semana es común, dentro de las tradiciones del municipio, realizar diferentes actividades con destinos turísticos y ecológicos, caminata por las cascadas de Mundo Nuevo y el camino del indio, y dar una caminata por senderos autorizados dentro del Parque Nacional Natural Chingaza.

Si dentro de su plan de vida se encuentra disfrutar de un sitio que le ofrezca variedad de eventos, o si le llama la atención vivir en un estilo de vida lleno de riqueza multicultural y quiere realizar diferentes actividades para compartir los mejores momentos en familia, vivir en La Calera es el lugar ideal.

De igual manera, si desea arrendar un inmueble en La Calera, usted tendrá la oportunidad de participar en las actividades tradicionales que ofrece la Casa Municipal entre las cuales se incluyen: la exposición de artesanías ancestrales, la muestra de coros municipales y las presentaciones del grupo de danza contemporánea.

Vivir a las afueras de la ciudad

Las familias enfrentan numerosas interrogantes al elegir un nuevo hogar y realizar una inversión prudente. La duda aparece al sopesar los beneficios y desventajas de distintas ciudades, sus comunidades y el ambiente circundante. No todas las personas están preparadas para renunciar a sus comodidades actuales por vivir en lugares que ofrezcan estilos de vida variados.

Si se encuentra indeciso sobre su próximo lugar de residencia, considere los proyectos en La Calera. Estos están diseñados para quienes buscan un estilo de vida en armonía con la naturaleza, ofreciendo paz y confort, lo que los hace perfectos para forjar un futuro familiar en un entorno ideal.

Para muchos, la idea de vivir a las afueras de Bogotá es un ideal, ya que establecerse en La Calera ofrece la posibilidad de pasar los días en un ambiente de paz destacable, inmerso en la naturaleza y distante de la contaminación urbana. Estas características otorgan a los proyectos inmobiliarios en La Calera un valor y relevancia considerables en la elección de una propiedad.

Preguntas frecuentes sobre vivir en La Calera 

¿Cuánto tiempo se demora de Bogotá a La Calera?

El tiempo que se tarda en llegar de Bogotá a La Calera depende del medio de transporte y las condiciones del tráfico. En carro, normalmente se tarda alrededor de 30 a 45 minutos para cubrir la distancia de aproximadamente 18 kilómetros, siempre y cuando las condiciones del tráfico sean favorables. Sin embargo, este tiempo puede variar significativamente en horas pico o debido a condiciones climáticas adversas.

¿Cuánto vale un pasaje de Bogotá a La Calera?

Los precios del transporte desde Bogotá a La Calera varían según el medio elegido: en bus, suelen estar entre $3.000 COP y $5.000 COP; en taxi o servicio privado, entre $40.000 COP y $70.000 COP; en Uber u otro servicios similares; y si se usa vehículo propio, considerando gasolina y peajes, se suma un costo adicional de unos $5.000 COP a $10.000 COP.