Tu Hogar a un CLIC
f

Qué son derechos fiduciarios y cómo aplican en Colombia

  /  Datos e Investigación   /  Qué son derechos fiduciarios y cómo aplican en Colombia
Derecho fiduciarios

Los derechos fiduciarios son un instrumento de inversión utilizados cuando una persona adquiere ciertos beneficios sobre determinado conjunto de bienes.

En el caso de Colombia, esta política se ha convertido en el principal propulsor del crecimiento del mercado inmobiliario, pues muchos se han dado a la tarea de aportar capital en este sector.

¿Qué significa esto?

“Un derecho fiduciario es un instrumento de inversión a través del cual un inversionista adquiere un derecho o participación sobre un conjunto de bienes llamado fideicomiso, el cual es administrado por una entidad denominada fiduciaria; el inversionista, al convertirse en beneficiario de una participación en el fideicomiso, comenzará a recibir una participación sobre las utilidades o rentas que genere el inmueble una vez este entre en operación”,

Así lo detalló Alejandro Castañeda, Gerente de ACCI, empresa especializada en consultoría inmobiliaria. Un experto en el tema lo explica de la siguiente manera en un reportaje publicado en la versión web de la revista Portafolio.

Una de las razones por las que en Colombia aumentó las posibilidades de adquirir o arrendar vivienda se debe al flujo de inyección de capital.

Más allá de esa realidad que se traduce en un beneficio colectivo, vale preguntarse ¿por qué es bueno invertir bajo el esquema de derechos fiduciarios?

Se trata de un esquema de trabajo en el que la colaboración entre quienes deciden hacer la inversión es la regla a seguir y la figura jurídica que da forma a este negocio se conoce como fideicomiso.

En el ámbito de la construcción se emplea el término:

Fiducia Inmobiliaria

Sirve para darle nombre a todas las construcciones que se realizan con la participación de una fiduciaria en las que se involucra un tercero con diferentes objetivos trazados que no tienen que ver solo con la participación a fin de ganar dinero, sino de contar con la posibilidad de adquirir una vivienda.

Cómo son las estrategias inmobiliarias en Colombia

Lo cierto del caso es que la reinvención o puesta en práctica de diversas estrategias para mantener el mercado en movimiento se ha convertido en una constante de la dinámica inmobiliaria en Colombia. De hecho, se ha visto en la necesidad de adaptarse a cambios importantes tanto en la forma de hacer negocios como en las preferencias para adquirir o arrendar viviendas.

Reto que, sin duda alguna, se vino a más con la emergencia sanitaria a raíz de la propagación en todo el mundo del Covid-19.

Según reportaje publicado por el diario La República, la visión de algunos empresarios dedicados a este rubro apunta a explicar que el sector presentó una transformación importante desde el inicio de la pandemia. La mayoría tuvieron que darle un giro a la manera de vender o negociar.

De acuerdo a cifras oficiales uno de los números negativos que salieron a relucir fue el del nivel de morosidad en los arrendamientos que llegó a un 30% en abril por la emergencia del covid-19.

¿Qué dice la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad de Raíz (Fedelonjas)?

La Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad de Raíz (Fedelonjas) espera que cuando se reactive el sector tras la cuarentena, los números cambien de forma muy positiva puesto que muchas personas se verán en la necesidad de buscar viviendas para arrendar con otros costos, tomando en cuenta el cese de actividades laborales por algunos meses.

A principios de año se vaticinaba un incremento importante en el costo de los arrendamientos que podría rondar el 3.8%, cerca del 34% de la población colombiana habita en una casa arrendada y este mercado maneja más de 27 billones de pesos por año, una cifra importante desde todo punto de vista.

Gracias a un estudio hecho para el Banco de la República que se publicó a principios del mes de julio, se pudo determinar cuáles serían los efectos de mayor peso por el Covid en el negocio de los inmuebles, el sector inmobiliario nacional parece enfrentarse a una de sus etapas más retadoras, entre ellos destaca que muchos colombianos no están recibiendo la cantidad suficiente de dinero por el arriendo de viviendas, en consecuencia, algunos no querrán alquilar hasta que el mercado no muestre signos de recuperación.