Tu Hogar a un CLIC
f

Los pros y los contras de mudarse a un apartamento tipo estudio

  /  Consejos   /  Consejos para Vivir en un Apartamento o Casa   /  Los pros y los contras de mudarse a un apartamento tipo estudio
Pros y contras de arrendar

Si busca un lugar acogedor para vivir que tenga solo el espacio necesario para amoblarlo con lo básico, un apartamento tipo estudio es ideal. Se trata de un lugar pequeño distribuido en salón, cocina y baño; en algunos casos, cuenta con una habitación con o sin separador y está diseñado para solteros, estudiantes o parejas sin hijos que no tienen planificado tenerlos a corto o mediano plazo.

Un apartamento tipo estudio es perfecto para presupuestos modestos o, incluso, un punto de partida para aquellos que se inician en la experiencia de vivir solos.

Contrario a lo que se puede pensar, que una residencia sea de dimensiones compactas no significa que sea incómoda. Aproveche, entonces, cada espacio del que dispone; todo es posible con un poco de ingenio y buen gusto.

Pros

Los puntos a favor de firmar el contrato para mudarse a un apartamento tipo estudio son muchos y aunque debe tener algunas ideas, siempre es importante saber que:

  • La decoración puede convertirse en un divertido reto. Combinaciones de colores, texturas y líneas servirán para que su personalidad se refleje en su hogar.
    Solo necesita poner a volar la imaginación para escoger aquello que resuene con usted y una vez terminado, será muy gratificante y se sentirá muy bien con usted mismo.
  • Podría ser un espacio cómodo, inteligente y práctico, si sabe aprovecharlo. Todo lo tendrá a mano y difícilmente se le pierdan sus objetos.
    En este punto es muy importante tomar en cuenta que deberá emplear objetos que tengan más de un uso, como un sofá-cama o un juego de comedor que funcione también como escritorio, de ameritarlo.
  • Organizarlo puede ser sencillo si se hace con un estilo minimalista. Para ello deberá tener la menor cantidad de objetos posible.
  • Limpieza eficaz: a menos espacio, menos polvo, menos sucio y menos que limpiar. Desempolvar, barrer y  trapear será pan comido.
  • Ahorro en todos los sentidos. Podrá destinar menos dinero en comprar desde objetos grandes como mesas y armarios; hasta lo más pequeño, como un bombillo, tornillos, clavos y otras menudencias.
  • El ahorro también se traduce en pasar menos tiempo ordenando, limpiando y demás labores propias de mantenimiento. Tendrá más tiempo para dedicarse a otros asuntos.
  • La privacidad y eso no tiene precio. Tendrá silencio cuando así lo desee y música cuando le provoque. 

Contras

No todo es color de rosa. Aunque puede ser  una tarea con final feliz, hay que tomar en cuenta que amoblar y ordenar su apartamento debe ser una labor minuciosa y muy bien pensada porque es un lugar pequeño donde descansa de su jornada de trabajo, de los estudios o de cualquier otra actividad.

Entonces, tropezarse con algo discordante le hará ruido y el estrés lo acompañará dentro de esas cuatro paredes y no hay escapatoria posible más que regresar las llaves y buscar una nueva opción.

 He aquí una lista de aspectos a tomar en cuenta antes de dar el paso:

  • Empezamos por lo obvio: el tamaño. Si está acostumbrado a una casa de varias habitaciones, sala, comedor, cocina, terraza y otras zonas, le tomará tiempo acostumbrarse a este nuevo estilo de vida más simple. 
  • El espacio reducido requiere de mucha imaginación. Piense mínimo dos veces antes de pagar ese comedor o esa mecedora que tanto le gusta y cuestiónese si ocupa mucho espacio o cómo se vería en su sala.
  •  Los objetos que lleve a su apartamento deberían servir para más de un uso y estos no son tan sencillos de hallar.
  • Cero mascotas. Los olores, los pelos y la incomodidad podrían convertirse en un dolor de cabeza. Además, el compañero de cuatro patas podría estresarse en un lugar pequeño.
  • El desorden está prohibido y cada cosa debe ir en su lugar; sino, los problemas empezarán a sumarse. Debe establecer un espacio para cada cosa.
  • Deberá pensarlo varias veces antes de tener varios invitados, pues la movilidad se verá comprometida. ¿Estaba pensando hacer un open house? Tal vez no sea buena idea.
  • No apto para claustrofóbicos. Un apartamento de dimensiones pequeñas podría hacerlo sentir muy encerrado y las consecuencias serían negativas.