Tu Hogar a un CLIC
f

¡Evite accidentes! Tenga un hogar seguro para los niños pequeños

  /  Consejos   /  ¡Evite accidentes! Tenga un hogar seguro para los niños pequeños
hogar-seguro-para-ninos

La seguridad de los niños en el hogar es una de las más grandes preocupaciones de los padres y adultos. A medida que pasa el tiempo, ellos se desarrollan y son susceptibles a accidentes con mayor frecuencia.

Si usted y su familia desean sumar un nuevo miembro, considere las particularidades que debe conocer para cuidar dela forma más adecuada a los niños.

Mantenga espejos y vidrios fuera de su alcance: al ser fáciles de quebrar, ponen en peligro la seguridad de los pequeños. Ponga, entonces, los espejos y los objetos que se puedan quebrar a una altura fuera de su alcance.

Interruptores eléctricos

Es muy común que los niños introduzcan pequeños objetos a los interruptores eléctricos o enchufes y sufran una descarga, muchas veces mortales. Por eso, trate que estén también a cierta altura o póngale protectores o cubiertas plásticas difíciles de quitar por los infantes.

Si lo anterior se hace difícil, puede intentar tapar los enchufes con muebles grandes y pesados, para que no puedan ser movidos por un niño travieso.

Antideslizantes

las caídas de los bebés a partir del momento en que empiezan a caminar son de preocupación, pero más de ocupación. Coloque antideslizantes en las alfombras, en los baños y bañeras para que las probabilidades de tropiezos y caídas sean menores.

Ventanas y balcones

A partir del nacimiento de un bebé o de la mudanza de una familia con chiquillos a un hogar, está prohibido tener muebles o camas demasiado cerca de las ventanas y balcones. Recuerde que a los niños les gusta saltar, así que sin importar qué tan alto se encuentre su residencia, evite a toda costa que estos y otros objetos en los que se puedan subir estén cerca de las ventanas.

Otros factores importantes

Rejas para cortar la circulación

Hay rejas que pueden ser colocadas en ciertos espacios de su hogar para evitar el paso de los niños a áreas peligrosas, como la cocina o el baño. Estas son de fácil instalación y muy prácticas, pero considere que los niños crecen y aprenden a usar sus herramientas.

Mantenga las puertas cerradas y en óptimas condiciones: así cerrará el paso a las habitaciones, la cocina o el baño cuando usted se distraiga. Los niños son muy traviesos y la idea es minimizar las probabilidades de tenerlos fuera de su vista. 

Los accidentes con inodoros han dejado trágicos resultados, por lo que deberá prestar especial atención al baño. Incluso, hay dispositivos de seguridad que puede instalar para que ellos no las abran. Consulte en las tiendas especializadas si disponen de ellos.

Escaleras

Pequeñas, medianas o muy altas, las escaleras son peligrosas para los adultos y para los niños; por lo que debe colocarlas en un lugar al que no tengan acceso. También es importante dejar claro que no son para jugar y, más aún, mantenerlas despejadas de objetos que puedan caer sobre la cabeza si se manipula.

Cuchillos, tijeras y electrodomésticos: guarde en gabinetes altos los objetos punzo penetrantes que usualmente se tienen en la cocina, como cuchillos, tijeras, pinzas, tenedores, entre otros. De igual modo, debe alejar del alcance de los niños los electrodomésticos y educarlos para que no los tomen y menos sin supervisión de un adulto.