Tu Hogar a un CLIC
f

Prevenga accidentes de adultos mayores en su vivienda

  /  Consejos   /  Prevenga accidentes de adultos mayores en su vivienda
prevenga accidentes de adultos mayores en su vivienda

Existe un error que suele pasar inadvertido y además de afectar la estética de su hogar, el no colocar adecuadamente las alfombras. Seguramente suele hacer muchas cosas para mantener su hogar relativamente seguro, como revisar dos veces la estufa antes de salir de casa, asegurarse que todas las puertas estén cerradas antes de dormir y cerrar las llaves son algunas de las medidas más comunes, pero, si una alfombra no se ajusta correctamente o no tiene el respaldo antideslizante necesario, puede convertirse en un objeto de decoración peligroso.

Por eso, si usted comparte su lugar de arriendo con una persona mayor de edad, posiblemente deba prestar más atención a las alfombras de su casa.

Aunque siempre procure tener la casa lo más ordenada posible, un objeto mal puesto puede hacer que pierda el equilibrio. Por ello, es conveniente mantener los suelos limpios sin productos que lo hagan resbalar y situar de forma adecuada las alfombras para no tropezarse con ellas.

Ahora si usted es fanático de las alfombras, no debe prescindir de ellas. Afortunadamente mantenerse a salvo de estos revestimientos de pisos es relativamente simple. Solo debe asegurarse que se ajuste bien al espacio sin levantarla en las esquinas.

También debe asegurarse de tener respaldos antideslizantes, esto disminuirá las probabilidades de un accidente. Las alfombras no son el único factor de riesgo en casa para personas mayores.

Otros elementos que generan peligro

  • Escaleras: instale pasamanos y bandas antideslizantes en los bordes de cada escalón
  • Dormitorio: debe incorporarse lentamente y permanecer sentado en la cama durante unos instantes antes de levantarse. El acceso a la cama debe ser amplio y permanecer libre de objetos.
  • Iluminación: cambie las luces tenues por otras intensas que permitan una correcta visibilidad de muebles y otros obstáculos que puedan encontrarse en el camino.
  • Suelos: algunos suelen pueden ser muy resbaladizos, a veces es preferible no encerarlos.
  • Calzado: Debe ser ajustado y con suela de goma (antideslizante). Preferiblemente, evite utilizar zapatos de tacón alto. No caminar sin zapatos o zapatillas.
  • Cocina: Intente no utilizar cuchillos afilados y cortar siempre sobre una tabla de cocina. Controle si se ha apagado correctamente el gas cuando se haya acabado de cocinar. También debe manejar cuidadosamente los productos de limpieza, lavarse y secarse las manos adecuadamente después de utilizarlos.

    Coloque los mangos de las ollas y sartenes que se estén utilizando de modo que no sobresalgan, trate de utilizar los quemadores más alejados del exterior.
  • Baño: Si es posible, cambie la bañera por un plato de ducha colocado al nivel del suelo y que sea antideslizante. Utilice siempre alfombra de baño al salir de la ducha.
    Instale asas en la ducha o baño y junto al inodoro. Finalmente, debe evitar la formación de vapor, ya que puede causar mareos y provocar caídas.
  • Medicamentos: Los fármacos deben conservarse en su estado original. Debe respetar las pautas de administración suministradas por su médico. Si tiene problemas para recordarla, conviene que haga una lista y colóquela en un lugar visible como la puerta de la nevera para poder consultarla cuando lo necesite.

    Tome medidas necesarias para evitar la confusión con medicamentos de otra persona. Siempre es recomendable el uso de pastilleros, así como fijarse en la fecha de caducidad y sobre todo, no automedicarse.