Tu Hogar a un CLIC
f

Consejos para tener una mascota en un apartamento compartido

  /  Consejos   /  Consejos para tener una mascota en un apartamento compartido
consejos para tener una mascota en un apartamento compartido

Las mascotas suelen ser traviesas y puede que irrumpan en el espacio de su compañero sin su consentimiento, esto puede generar molestias. Debe ser consciente que no todo el mundo es amante de las mascotas ya sea porque no las tolera o por algún problema de salud que le impide tenerlas cerca. Si comparte vivienda con otra persona, es probable que deba tomar medidas para evitar futuros inconvenientes.

Algunos consejos que puede seguir:

Busque un compañero amante de los animales

Si se encuentra buscando un compañero para compartir la vivienda, puede revisar su tolerancia con las mascotas. Vivir con personas que aman los animales sería la mejor forma de evitar discusiones relacionadas con las mascotas. Sí está buscando un nuevo lugar para mudarse, asegúrese de ser sincero acerca de tener una mascota y de que todos los que viven actualmente en el departamento estarán de acuerdo.

Mantenga limpias las áreas comunes

Las personas que no poseen perros o gatos a menudo eligen no hacerlo porque no están interesadas en ese tipo de responsabilidad en este momento. Eso significa que cuando gato vomite sobre la alfombra o su perro desgarra una de las almohadas de la sala de estar, depende de usted limpiarla. Sus compañeros de cuarto probablemente no quieran recoger a su mascota, y en caso de que lo hagan, asegúrese de expresar su agradecimiento.

No olvide la caja de arena

Si tiene un gato, la caja de arena puede que se convierta en un problema por el fuerte olor que suele desprender. Por eso debe asegurarse que su caja de arena sea lo más discreta posible. Puede mantenerla en su habitación o en su propio baño personal para tratar de controlar cualquier posible desorden en su propia área. De lo contrario, busque formas creativas de ocultar la caja, como debajo de una mesa o gabinete. Al momento de comprar la arena opté por la de mejor calidad, esto le asegurará una mejor absorción del orín y por tanto del olor que pueda desprender. Tampoco olvide de hacer su limpieza diaria.

Asumir la responsabilidad de los artículos dañados

Debe asumir cualquier daño ocasionado por su mascota, ya sea que su gato raspe la silla de su compañero de cuarto o que su perro muerda el cargador de su computadora, es su responsabilidad reemplazar cualquier artículo dañado. Si no puede permitirse el lujo, elabore un plan para pagarle de alguna manera. Si quiere evitar este tipo de situaciones incómodas, no olvide que puede invertir tiempo en entrenar y educar su mascota, de esta manera evitará un comportamiento destructivo.

Converse con su compañero de vivienda

Aunque su compañero de cuarto sea relajado y lo ayude a cuidar su mascota de vez en cuando. Debe consultar con él acerca del comportamiento de ésta. No se sabe que habrá hecho durante su ausencia y pueda que su compañero no le haya dicho. Entonces, es mejor que intente abrir con una pregunta simple, como, ¿la mascota se ha portado bien? Este tipo de preguntas debería abrir la puerta para que traiga a colación cualquier cosa que su mascota esté haciendo y no le agrede.

Si su mascota y su compañero de vivienda no se llevan bien, tal vez deba encontrar un nuevo lugar. Intente buscar maneras de mantener la paz mientras se agota su contrato de arrendamiento.