Tu Hogar a un CLIC
f

Consejos para ahorrar agua y electricidad desde casa

  /  Consejos   /  Consejos para ahorrar agua y electricidad desde casa
consejos para ahorrar agua y electricidad desde casa

Ante el avance del calentamiento global y la destrucción del medioambiente, muchas personas han decidido optar por cambiar su estilo de vida, una decisión consciente que además de contribuir con el planeta le ayudará a rendir su dinero, apoyando sus finanzas y al mundo que lo rodea.

En tal sentido, es relativamente fácil ahorrar agua y electricidad midiendo el consumo de los electrodomésticos. Sólo necesita hacer los ajustes necesarios para obtener beneficios a largo plazo y contribuir con el medioambiente. Gracias al uso de la energía eléctrica hoy en día podemos mejorar nuestra calidad de vida facilitando nuestro entorno, evidentemente no podemos exagerar su uso, pero si optimizarlo.

El uso de la energía eléctrica es indispensable en nuestro diario vivir. Sin embargo, su uso excesivo puede ser pernicioso para el planeta, convirtiéndose en un motivo más para cambiar nuestros hábitos y optimizar el uso de sus artefactos eléctricos. Al ahorrar energía se disminuye el consumo de combustible que se requiere para su generación y de la misma forma estamos evitando la emisión de gases que contaminan nuestra atmósfera.

Con solo presionar un botón podemos apagar la luz y la calefacción si tenemos frío y si tenemos mucho calor podemos encender el aire acondicionado, en realidad, son muchas ventajas y beneficios que hemos obtenido a través del tiempo gracias al uso de la energía eléctrica.

Aquí algunos consejos muy útiles que pueden servirle para ahorrar agua y energía eléctrica desde su hogar:

  • Puede renovar su inodoro a un inodoro de doble descarga, esto le puede ayudar a ahorrar hasta un 20% de agua.
  • En la ducha también es posible ahorrar, con limitar el baño a 15 minutos se ahorraría de 5 a 15 galones de agua. Para ahorrar la mayor cantidad posible puede usar un cabezal de ducha de bajo flujo.
  • Al lavar la ropa opte por agua fría siempre que pueda. Los detergentes de ropa han mejorado al poner enzimas para eliminar la suciedad y las manchas a temperaturas más bajas.
  • Incremente la velocidad de centrifugado de su lavadora, eso extrae más agua de la ropa, reduciendo el tiempo de secado
  • Utilice bombillas LED que utilizan al menos un 75% menos de energía y duran 25% más que las luces tradicionales. Puede ahorrar dinero en electricidad manteniendo las luces encendidas solo cuando sea necesario.
  • Use una regleta de alimentación para apagarla cuando los aparatos no estén en uso.
  • Ajuste el brillo de su monitor para usar el menos brillo posible.
  • Configure el modo de descanso de computadora para que se apague mientras no se encuentre en uso.

Ahorre en calefacción y refrigeración

La calefacción y refrigeración son ajustadas constantemente de acuerdo al clima de nuestro entorno para mantenernos cómodos en nuestros hogares. Sin embargo, hay formas ingeniosas, rentables y ecológicas para mantenernos en estado ya sea fresco o cálido en nuestros hogares.

  • No precaliente el horno a menos que la comida requiera altas temperaturas o un largo tiempo de cocción.
  • El uso de un ventilador de techo en lugar de un aire acondicionado puede ayudarlo a mantenerse fresco.
  • El ventilador de techo usa solo un 10% de energía que un acondicionador de aire central.
  • Cuando no se encuentre en casa, desactive el aire acondicionado.
  • Pinte las paredes de la casa con colores claros. Estos colores no absorben tanta luz solar como los colores oscuros, esto lo ayudará a mantener su casa fresca.
  • Agregue una manta aislante a los calentadores de agua para que retenga el calor.
  • Use puertas con protección climática adecuada para retener el calor.
  • Asegúrese de que su casa esté aislada adecuadamente con fibra de vidrio o aislante y que las fugas de aire estén selladas. En climas más cálidos, su resistencia al calor puede ser mucho menor en comparación con las zonas más frías. 
  • Revise las tuberías en busca de fugas, desempolve las bobinas detrás de los refrigeradores e inspeccione sus sistemas de aire acondicionado.

Tomar decisiones más respetuosas con el medio ambiente implica cambiar hábitos, comportamientos e incluso formas de pensar. Dejar de disfrutar de ciertas cosas como una larga lucha caliente puede que tenga un impacto psicológico, pero al comprender el beneficio que obtendría a largo plazo en energía y dinero, sentirá que estará haciendo las cosas bien. Existen muchas formas de optimizar sus hábitos para ahorrar energía. Lo importante es ponerlos en práctica.