Tu Hogar a un CLIC
f

Consejos claves para negociar un arriendo más bajo

  /  Consejos   /  Consejos claves para negociar un arriendo más bajo
Consejos claves para negociar un arriendo más bajo

Quizás actualmente se encuentre en la búsqueda de un arriendo más económico y necesite un poco de ayuda, se ha encantado con el lugar ideal y le gustaría que el precio del alquiler fuese más bajo. Pues entonces no hay de que precocuparse pues acá le indicaremos algunos consejos claves para negociar un arriendo más bajo.

Algunos consejos claves que puede aplicar para conseguirlo:

  • Estudie los costos en la zona donde desea alquilar: investigue el costo promedio de los inmuebles similares alrededor del lugar que desea. De esta manera podrá negociar con el arrendatario de una manera más rentable. Hay viviendas que se rentan apenas salen al mercado, hay otras que tardan meses en ser arrendadas. El hecho de que haya poca demanda en la zona donde desee arrendar beneficia al momento de la negociación.
  • Valórese como inquilino: pague a tiempo su mensualidad. Cuide el espacio donde está, Asegúrese de que el lugar esté en buen estado. Dele a su arrendatario una visión positiva de su persona.
  • Analice el contrato de arriendo: debe saber si el propietario está dispuesto a negociar o rebajar la mensualidad del arriendo. Hay que revisar todos los aspectos del contrato. Hay que conocer derechos y obligaciones, la solicitud de rebaja debería de hacerse antes de la revisión del contrato.
  • Sea comprensivo: si el arrendatario no le ofrece una rebaja busque otras opciones. Una podría ser que el pague alguna parte de los suministros o la administración.
  • Cambio por costo, considere exponer la opción de realizar alguna tarea de mantenimiento o alguna actividad en la vivienda que pueda ofrecer la justificación del precio más bajo.

La negociación de un arriendo más bajo es un paso importante y hay que tener todos los puntos claros de antemano.

Por ello sería de utilidad considerar lo siguientes tips, para complementar la ayuda:

  • Citar al dueño en la vivienda en arriendo, causa un entorno familiar y se puede visualizar el estado de la vivienda, si existiese algún desperfecto se puede alegar que la renta no se adecua a las condiciones del lugar.
  • Conversar con determinación, educación y respeto, es bueno tener las ideas claras y si no se consigue la rebaja está dispuesto a dejar la vivienda hay que ser muy sutil al decirlo, evitar subir el tono de voz en la conversación, en muchas ocasiones si el dueño ve que sería un buen inquilino podría rebajarle la renta.
  • Hacerlo oficial, si consigue su objetivo que es la rebaja de la renta en el arriendo, Asegure de de colocarlo todo por escrito, para evitar confusiones y malos entendidos más adelante en el acuerdo.
  • Por último, organice y presente una idea y no tenga pena de preguntarle al propietario que necesita, quizás con eso se ´puedan prestar ayuda mutuamente.

Si pone en pie los consejos anteriormente descritos le puede ir muy bien. Lo importante es que debe tratar de que la negociación sea lo más favorable para ambas partes.