Tu Hogar a un CLIC
f

Cómo prevenir el moho en su vivienda arrendada

Inicio » Blog » Consejos » Cómo prevenir el moho en su vivienda arrendada
prevenir-el-moho-en-vivienda

La presencia del moho en su vivienda arrendada puede ser desde una molestia hasta un gran peligro para la salud. Si bien no todo el moho es peligroso, cuanto más se permita que crezca, más se arriesga usted a dañar la propiedad y cortar el flujo de aire limpio que solía tener su hogar.

¿En dónde crece el moho?

Lo primero que debe confirmar es dónde crece o prospera el moho en su vivienda arrendada. Entender esto le facilita planear las acciones a tomar para prevenirlo en esas áreas.

  • El moho puede crecer en lugares de la vivienda que son susceptibles a problemas de ventilación y humedad.
  • El moho crece en la ropa que no se enjuagó adecuadamente.
  • Las sobras de comida pueden atraer el moho.

¿Cómo prevenir el moho en su vivienda arrendada?

La humedad es una de las principales causas del crecimiento de moho en el hogar. Ya sea que habite como propietario o inquilino en una vivienda arrendada, estos consejos le ayudarán a prevenir el moho en el alquiler. 

Inquilinos ayudan al prevenir la humedad

Los inquilinos pueden fomentar el crecimiento del moho al dejar ropa mojada en los muebles, dejar las ventanas abiertas en días húmedos, no usar extractores de aire en baños o cocinas. 

Para ello:

Mantenga las puertas cerradas

La razón para mantener las puertas y ventanas cerradas es que la humedad puede viajar desde el punto de mayor concentración a las otras partes no afectadas de la casa cuando se encuentran abiertas. Cierre las puertas y ventanas de la cocina porque el exceso de humedad producido al cocinarse tiende a escapar y viajar a otras partes de su hogar.

Considere cerrar la ventana de su baño para que el exceso de humedad generado durante su baño quede atrapado permitiendo así, que la humedad sea reducida por el extractor.

Cuide su baño

Es bien sabido que el baño es uno de los lugares donde más se produce humedad, así que hay que cuidarlo para prevenir el moho.

  • Limpie las paredes de su baño. Una buena regla general es limpiar las paredes del baño y la bañera después de la ducha. Esto ayuda a eliminar la humedad que puede haber en las paredes del baño.
  • Ventile la humedad al bañarse. Si actualmente no tiene un extractor en su baño, la mejor opción para ventilar la humedad al bañarse es abrir una ventana si el clima lo permite.

Mantenga alejada la ropa mojada

Cuando no seca completamente la ropa después de lavarla, indirectamente estará invitando al moho.

  • Siempre que pueda, evite secar la ropa al aire libre en el interior del inmueble porque, en áreas donde hay poca o ninguna ventilación para facilitar la circulación adecuada, la humedad se evapora y se deposita en el techo.
  • Lave y seque los artículos húmedos inmediatamente, no permita que se asienten en su cesto o en el piso, ya sea trapos, pañuelos toallas, etc…

Propietarios ayudan a prevenir la humedad y el moho

Los propietarios tal vez no puedan mejorar los hábitos diarios de sus inquilinos, pero tienen muchas opciones para elegir cuando se trata de reducir la humedad. 

Estos consejos pueden ser útiles para asegurarse de que el moho no crezca en su vivienda arrendada.

Instale un higrómetro

Un higrómetro es un dispositivo que registra y descifra los niveles de humedad en su vivienda. Si lo instala, le será más fácil saber cuándo están aumentando los niveles de humedad.

El rango de humedad ideal se encuentra entre el 30 y el 50 por ciento. Así que, asegurar niveles adecuados de humedad también puede servir para prevenir cucarachas y ácaros. 

Use un deshumidificador 

Un deshumidificador es una excelente solución a los problemas de humedad. Estos dispositivos sirven para reducir drásticamente los niveles de humedad en una habitación.

En el mercado puede encontrar una variedad de deshumidificadores. En esta website puede conseguir distintos modelos que ayudarán a reducir de manera significa la humedad en su hogar. 

Considere instalar extractores de aire

Dado que las probabilidades de que el moho crezca en la cocina son altas, asegúrese que los espacios de cocción estén equipados con extractores de aire. La instalación de campanas de cocina será beneficioso, ya que ayudan a absorber la humedad y la grasa cuando se cocina. También, asegúrese de poseer extractores de aire apropiados en los baños así evita que las duchas de los inquilinos no causen daños al inmueble al prevenir la humedad y, por ende, el moho.

Detecte fugas rápidamente

Cuando se detecta exceso de humedad en el inmueble. Es menester hacer un chequeo. Esté atento a los electrodomésticos o el fregadero, ya que pueden tener fugas que pasen desapercibidas. Si llegase a ser el caso, el exceso de humedad se asentaría en las paredes y el piso o alrededor de la fuga.

Para tener un control sobre las posibles fugas, asegúrese de verificar regularmente y recuerde a los inquilinos que deben presentar una solicitud de mantenimiento cada vez que noten cualquier fuga por más mínima que sea. Además, puede instalar un detector de fugas inteligente para obtener actualizaciones periódicas.