Tu Hogar a un CLIC
f

¿Cuáles son los derechos del inquilino cuando el inmueble arrendado sufre daño por humedad?

Inicio » Blog » Arriendo » ¿Cuáles son los derechos del inquilino cuando el inmueble arrendado sufre daño por humedad?
deterioro-por-humedad

Es algo común que los inquilinos se pregunten acerca del pago por los daños que pueda sufrir un inmueble y que no sean completamente su culpa. Si bien es cierto que en el contrato de arrendamiento quedan dispuestas las responsabilidades del arrendador y el arrendatario con ellos mismos y con el inmueble, también es cierto que existen algunos daños que suceden de forma imprevista y que no siempre se sabe a quién responsabilizar.

De acuerdo con las normativas de arrendamiento en Colombia, el inquilino debe responsabilizarse por todos los daños que haya causado en el inmueble, salvo que en el contrato de arrendamiento se acuerde lo contrario. Así mismo, el arrendador debe hacerse responsable por las revisiones periódicas dentro del espacio que está arrendando.

Las reparaciones del inmueble son responsabilidad legal del arrendador, pues daños como filtraciones, tuberías que se han roto dentro de la estructura del inmueble y deterioros por tiempo de uso o caducidad. La ley de arrendamiento obliga al arrendador a cubrir todos estos gastos y a indemnizar al inquilino en caso de que la propiedad se haya convertido en un inmueble no habitable.

¿Qué pasa si existe humedad o filtraciones en el inmueble amoblado?

La humedad en un inmueble destinado a ser habitado por personas, es uno de los problemas que pone en mayor peligro a sus huéspedes. La humedad causa hongos internos en la estructura de las viviendas y con el tiempo el clima del inmueble puede convertirse en un clima tóxico y causante de diversas enfermedades respiratorias.

Una vivienda con filtraciones es un lugar no apto para que alguna persona habite, por lo tanto, sus huéspedes deben reparar los daños lo antes posible para evitar la pérdida del inmueble y algunos riesgos para la salud.

Un arrendatario que habite en un inmueble que contenga filtraciones, debe hacer un reclamo al arrendador para que este solucione los inconvenientes y haga las reparaciones necesarias. En estos casos, la completa responsabilidad por mantener íntegra la estructura de la vivienda es del arrendador, ya que el inquilino no puede ser culpable por daños causados por el desgaste y tiempo de uso de la vivienda.

¿Qué pasa si el arrendador se niega a realizar las reparaciones?

Si el arrendador se niega a realizar las reparaciones pertinentes, las leyes colombianas de habitación y arrendamiento urbano, amparan al inquilino si este decide demandar por daños a su persona. El arrendador puede indemnizar al inquilino para que pueda mudarse a otro lugar de igual tamaño y del mismo estrato socioeconómico, o debe proceder con las reparaciones pertinentes, igualmente proporcionando un lugar al inquilino donde vivir mientras se realizan las reparaciones.

Sin embargo, existen casos en los que el inquilino y el arrendador no son los completos responsables por cubrir los gastos de reparaciones causadas por la filtración, ya que, en caso de una vivienda ubicada en el último piso de un edificio, los gastos para la impermeabilización y las reparaciones locales deben correr por cuenta de la comunidad de vecinos en general, ya que estos son los responsables de las mejoras y arreglos de las viviendas ubicadas en espacios comunes.

Le puede interesar: Reparaciones locativas: ¿Qué es? ¿Quién es el encargado?