Tu Hogar a un CLIC
f

Cuáles son las leyes que protegen al arrendatario

  /  Arriendo   /  Cuáles son las leyes que protegen al arrendatario
Cuáles son las leyes que protegen al arrendatario

La ley más importante de Colombia que rige este tipo de acuerdos es conocida como la Ley 820, fue promulgada en el año 2003, su objetivo principal es regular los contratos de arrendamiento y proveer de asistencia o apoyo legal a las que personas quienes decidían vivir bajo esta figura.

Los arrendatarios en Colombia están protegidos por la ley en diversos sentidos, pero sobre todo en aquellos que se aplican para hacerles respetar sus derechos más importantes, sobre todo cuando se establece una relación de arrendamiento con otra persona.

A partir de allí las negociaciones se realizaron de una manera más ordenada, por lo que es ideal que las personas con interés en arrendar una vivienda, conozcan cuáles son los articulados que los protege.

Resulta importante aclarar dos términos que se emplean con frecuencia pero que suelen confundirse.

Arrendador

Persona que es propietaria de un inmueble y que, a través de un contrato, establece una relación de arrendamiento con un tercero quien está obligado a hacerle un pago mensual por la ocupación temporal de la vivienda.

Arrendatario

Persona que habita el inmueble, quien a través de un contrato tiene derecho a gozar de la propiedad, siempre y cuando cancele un canon mensual establecido por el arrendador.

Cuáles son los derechos del arrendatario

Entre los derechos más importantes destaca el de tener un contrato en el que se establezcan de manera precisa todos los términos de la negociación. El mismo se puede realizar de forma verbal o escrita, es importante que en este documento se establezca:

  • Precio
  • Forma de pago
  • Duración del contrato

Además, también se designará a cuál de las partes contratantes le tocará el pago de servicios públicos. En este sentido, la ley establece que cuando el pago de los servicios públicos esté bajo la responsabilidad del arrendatario, deberá proveer ante el arrendador de algún tipo de garantía o fianza para entregarlas a las entidades prestadoras de servicios públicos domiciliarios.

Se procede de esta forma porque si el pago no se hace efectivo, entones el arrendatario deberá responder por ello; en este caso, las empresas de servicios públicos podrán ejecutar las acciones legales que correspondan según lo establecido en la legislación vigente.

Por otro lado, el arrendatario tiene derecho a:

  • Recibir el inmueble en la fecha acordada, es preciso que el mismo esté en buenas condiciones y sea un lugar seguro para vivir.
  • Podrá disfrutar de la propiedad en su totalidad, por lo que las áreas comunes y los servicios activos en la misma también deben estar a disposición.
  • Con relación a los servicios públicos es importante aclarar que, quien arriende un apartamento o casa puede exigir el correcto funcionamiento de los mismos, sobre todo si le toca a él pagarlos.

La comunicación entre las partes que realizan el contrato debe ser lo más óptima posible, desde este punto de vista, es preciso que el arrendatario conozca detalles básicos de los términos de contrato, para lograrlo debe tener acceso a:

  • Debe recibir una copia de la normativa de propiedad horizontal.
  • La ley establece que el mismo se entregue en un máximo de diez días después de suscribirlo. con firmas originales.
  • Es importante que cuente con un recibo correspondiente a cada periodo de pago realizado.

El artículo 24 de la Ley 820 de 2003, aclara que se puede dar por terminado un contrato en caso de que el arrendador incumpla con sus deberes. Si por alguna razón el arrendador decide terminar el contrato antes de la fecha establecida, debe notificarlo con tres meses de antelación.

Si se presentan violaciones graves de lo estipulado en el contrato y las partes no pueden llegar a un acuerdo para solucionar el conflicto que se presente, será posible acudir a instancias jurídicas para la mediación.